Colbún

Colbún es una empresa de generación eléctrica de origen chileno, actualmente es de los 3 mayores actores de este mercado.

Tabla de contenidos

¿Qué es Colbún?

Es una empresa de origen chileno, creada gracias a la ayuda de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) en el año 1985, bajo el nombre de Eléctrica Colbún Machicura S.A., actual Colbún S.A. Se dedica a la producción de electricidad tanto en Chile como Perú, con un total de 25 centrales de generación y posee una capacidad instalada total cercana a los 3.900 MW, además cuenta con 941 kilómetros de líneas de distribución. Usa diversas tecnologías para la producción de electricidad, como lo es por medio de centrales hidroeléctricas de pasada y embalses, como en centrales basadas en hidrocarburos.

Es controlada por Minera Valparaíso S.A. con un 35,17% y Forestal Cominco S.A. con un 14,00%, ambas pertenecientes a la familia Matte, también Antarchile S.A. con un 9,58% ligado a la familia Angelini.

Noticias

Tras la noticia en septiembre de que Colbún iniciaría un proceso para vender su filial de transmisión energética, la empresa comentó en una conferencia con analistas el mes pasado que “el proceso generó un alto interés por parte de potenciales inversionistas nacionales e internacionales”, el posible trato podría rondar un valor de US$700 millones. También fue consultado por la discusión del proyecto de ley que busca adelantar el cierre de centrales termoeléctricas a contar de 2025, en su respuesta mostro su preocupación, ya que la empresa posee varias centrales de este tipo, además, cabe destacar datos dados por el ministerio de energía muestran que una descarbonización abrupta podría significar una caída del PIB entre el 0,8% y 1% debido al alza del precio de la energía.

La empresa estatal china State Grid ha llegado a un acuerdo de US$3.000 millones por la compra de CGE, empresa de distribución líder en Chile, con esto la empresa de origen chino podría llegar a ocupar el 57% de los clientes a nivel nacional, ya que el año pasado compro Chilquinta, otra empresa de distribución. Si se llega a materializar la venta, esta empresa pasaría a ser un actor relevante en el panorama energético nacional.

Análisis de la industria

Tal como lo mencionamos anteriormente, la empresa está inmersa principalmente en la generación de energía eléctrica, por lo que al ser una industria regulada tiene unas barreras de entrada muy altas, por ende, los requisitos para poder entrar a competir son excesivamente altos. A fecha de octubre de 2020, las empresas generadoras de energía son 26, sin embargo, las tres primeras, incluyendo Colbún, tienen el 65,8% de la participación de mercado medido como generación bruta de energía. A diferencia del negocio de distribución, el sector de la generación no tiene precios regulados, no obstante, si tienen que seguir ciertos lineamientos que provienen de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), junto con tener que licitar cualquier nuevo proyecto energético relacionado con nuevas centrales de generación.

En la actualidad las tres compañías más importantes en el sector de generación energética son AES Gener, Enel y Colbún con 23,7%, 23,5% y 18,6% del total de la generación energética del país, según datos de octubre del presente año, por lo que la compañía se encuentra en una posición privilegiada de mercado, siendo uno de los tres más importantes. Otro aspecto que resaltar es la capacidad máxima instalada, en donde la compañía es asimismo la tercera con potencia instalada de 3.217 MW a junio de este año, situada nuevamente detrás de Enel y AES Gener con 7.303 MW y 3563 MW correspondientemente.  La venta de energía se divide en dos grandes partes, una primera que se vende de manera regulada que representa el 60% aproximadamente del total de la generación, mientras que el restante 40% es de venta libre y son todos los “contratos” a los que llegan las compañías para realizar sus ventas directamente con grandes consumidores energéticos como lo son algunas empresas en específico o industrias como un todo.

En cuanto a la estabilidad de la industria, podemos decir que este es uno de los sectores menos afectados por la pandemia, ya que el consumo energético total apenas y disminuyó un 3% en los peores momentos de las cuarentenas, esto se explica por hechos como el aumento en el consumo de hogares que suplió la disminución de las ventas libres.

Por último, el precio medio de mercado si alcanzó a reducirse sustancialmente esto por el hecho de que, donde hay más campo para negociar y pactar precios, es en el régimen de venta libre, siendo precisamente este el sector de empresas, que, por la baja demanda por la energía, hizo bajar el precio hasta los 85,1 dólares por MWh, sin embargo a octubre de este año los precios ya retomaron los niveles del año pasado, esto sustentado principalmente en la reactivación económica que presenta el país.

Perspectivas a futuro

Esta es una industria que es bastante estable y regulada, por lo que consideramos que en el mediano y largo plazo no se ven grandes fluctuaciones para el negocio como tal, ahora bien, el principal desafío que enfrenta tanto el sector como la empresa es ir avanzando hacia una generación cada vez más limpia y amigable con el medio ambiente, por lo que este proceso que exige la sociedad requiere un esfuerzo practico y económico para las compañías como Colbún, la cual ha iniciado este proceso dándole valor y resaltando las energías que provienen de este tipo de fuentes sustentables.

Consideramos de vital importancia que la compañía mantenga políticas claras que encaminen a la empresa hacia este tipo de energías, y aproveche la estabilidad del mercado local energético para poder realizar estas transformaciones de manera paulatina y acertada según la demanda energética lo vaya permitiendo.

Gráfico de precio de acción Colbún

Ratios financieros

La razón de endeudamiento es del 79% la cual cayo desde 81% en diciembre de 2019, este fenómeno se produce ya que, el patrimonio aumentó y los pasivos disminuyeron, ambas condiciones necesarias para que la razón de endeudamiento disminuya. Esta caída es positiva, ya que implica que en términos de el valor de la empresa la cantidad de obligaciones han caído, lo que puede generar que la deuda sea más sostenible.

La liquidez corriente es de 4,32, lo que implica que la empresa en corto plazo tiene la capacidad de pagar en demasía sus obligaciones, esta es una buena señal en cuanto a la liquidez de la empresa, ya que sus ingresos a corto plazo superan en 4,32 veces a sus pasivos corrientes.

La rentabilidad sobre los activos (ROA) para Colbún en los primeros 9 meses del año es de 2,26%, lo que puede parecer bajo, pero cabe recordar que el retorno de activos de esta industria está entorno a estos valores, debido a la gran cantidad de activos, principalmente por las propiedades plantas y equipos, que suelen ser activos que dan retorno menor, pero durante un largo tiempo, de hecho, en el caso de Colbún esta categoría corresponde al 75,07% del total de activos.

La utilidad por acción (UPA) es de US$0,00926, lo que representa una utilidad bastante buena, ya que obtuvo un retorno en 9 meses de 5% aproximadamente, esto es principalmente debido a que la industria no se ha visto muy perjudicada por el covid-19, dada la naturaleza del rubro.

Análisis estados financieros

El siguiente análisis es con respecto a los resultados financieros publicados para el tercer trimestre del 2020.

Estado de situación financiera

Dentro de los aspectos más interesantes a resaltar, tenemos que:

  • Las compañías de generación como Colbún son intensivas en activos de largo plazo, por lo que la mayor parte de sus activos son no corrientes.
    • Los activos totales se mantienen en el mismo nivel con respecto al mismo periodo del año pasado.
    • El efectivo aumento a casi el doble mientras que los activos financieros y los inventarios disminuyeron considerablemente, lo que en la suma deja un leve aumento de los activos corrientes en un 8,1%.
    • Los activos no corrientes de la compañía se han quedado prácticamente en el mismo nivel del año anterior, esto en concordancia de lo mencionado anteriormente en donde el ítem más importante es el de propiedad planta y equipo.
  • En cuanto al apalancamiento, la compañía tiene un ratio de Deuda/Patrimonio de 44,7% lo cual se podría considerar alto, sin embargo la compañía ha venido disminuyendo en este ratio, el cual estuvo hasta en 54,1% en los últimos 5 años.
    • Congruente con lo anterior, lo que sucedió para este año es que sus pasivos corrientes disminuyeron en un 15,6%, mientras que sus pasivos no corrientes aumentaron en un 3,4%.
    • La anterior estrategia es algo que ha ocurrido masivamente a lo largo de varias industrias y lo que busca es disminuir la exposición de riesgo de la incertidumbre actual y posponer planes de inversión y financiamiento hacia adelante.

Estado de resultados

La compañía mantiene una relativa estabilidad en la mayoría de su estructura de ingresos y costos, no obstante, lo más destacable es:

  • Para el mismo periodo entre enero y septiembre de 2020 versus 2019, la empresa presento una leve caída de sus ingresos y también de sus gastos operacionales, por lo que el margen operacional (EBITDA) se mantiene estable en torno al 26%, lo que significa que el modelo de negocios solo sufrió una disminución de su volumen de ventas.
  • Si comparamos el resultado de Julio a septiembre de ambos años, este ha sido prácticamente igual, por lo que podemos ver que la mayor disminución estuvo reflejada en los primeros trimestres del año.

Estado de flujo de efectivo

Lo más importante a observar es:

  • Los flujos de efectivo relacionados con las operaciones aumentaron de US$419 miles de millones a US$444 miles de millones.
  • En cuanto a los flujos relacionados con operaciones, tuvieron un aumento en sus ingresos, básicamente porque se detuvieron los egresos asociados a la inversión en nuevos proyectos.
  • Por último, asociado a la financiación, este trimestre tuvo menores egresos asociados a financiamiento, pero esto es explicado en primer lugar por un ingreso que tuvieron de US$546.800 millones y en segundo, por un desapalancamiento leve de la compañía.

Riesgos de Colbún

Riesgo operacional

Hidrológico

En el caso de carencia de agua o niveles de lluvias considerablemente menores, Colbún debe acudir a plantas térmicas de respaldo, lo que implica mayores costos para la empresa. Estos riesgos han sido acotados por medio de políticas comerciales como establecer un equilibrio en la producción de los distintos métodos de generación eléctrica. Además, se han creado nuevos procesos que permiten utilización de hasta un 50% menos de agua para refrigeración.

Riesgo de mercado

Precio de combustibles

Cuando hay flujos bajos en las centrales hidroeléctricas se hace uso de plantas a combustión, por lo que se debe comprar mayor cantidad de este commodity, por lo tanto, adquiere riesgos de comprar a precios de mercado más altos, para reducir los problemas que produciría un alza en los precios de esta materia prima, se hacen contratos con valores indexados al precio de combustibles, además se hace uso de distintos instrumentos derivados como opciones. En el caso de Perú tiene mayor oferta de esta materia prima de origen local, por lo que produce menos riesgos asociados a cambios en la oferta y demanda internacional.

Tipo de cambio

La principal fuente de este riesgo son los ingresos, costos y desembolsos en monedas distintas a la funcional (dólares estadounidenses), parte importante se cubre de manera directa con contratos en dólares, por lo que la proporción del riesgo disminuye considerablemente, en el caso de la diferencia que presenta riesgo a monedas locales de Chile y Perú, pero además a otras, se hace uso de derivados como swaps y forwards de moneda.

Tasa de interés

Para activos y pasivos que ven afectado su valor por cambios en las tasas de interés, se hace uso de swaps de tasas de interés, al 30 de septiembre de 2020, si se incorpora el efecto de los derivados de tasas de interés, el 100% de sus flujos son a tasa fija, eliminándose este riesgo.

Riesgo de crédito

Para evitar el no pago por parte de clientes, se han implementado el seguimiento de cobranza basados en un análisis de riesgo que considera, riesgo crediticio de cada cliente, el comportamiento de pago, entre otras cosas. En el caso de activos financieros, solo se hacen contratos con bancos y empresas con alto rating de crédito, en el caso de inversiones de excedente de caja, se hacen inversiones en money market y en bancos o filiales de ellos, con tal de disminuir la probabilidad de no pago.

Riesgo de liquidez

con tal de satisfacer las necesidades de recursos frescos, Colbún mantiene excedentes de caja por US$966 millones, también tiene emisiones de bonos por UF14 millones, además, cuenta con líneas de créditos con capacidad de financiar US$150 millones. Respecto a la clasificación de riesgo de la empresa, este es de Baa2 por Moody’s, BBB por S&P y BBB+ por Fitch, todos con perspectiva estable. Esto nos muestra que Colbún tiene la capacidad de obtener recursos, incluso si sus operaciones no están sumando utilidades a la empresa, además tiene variadas formas de hacerlo, por lo que también diversifica este riesgo.

Riesgo reputacional

La empresa tiene una reputación neutra, ya que en los últimos años la industria energética en general ha sido cuestionada por la producción de electricidad por medio de plantas de quema de hidrocarburos, a pesar de esto la compañía ha estado implementando medidas en la dirección de disminuir el impacto medioambiental de sus operaciones contaminantes, además ha estado liderando en la difusión de esta tarea, de hecho su gerente general (Thomas Keller) desde 2017 hasta hace un par de semanas fue presidente de Líderes Empresariales por la Acción Climática. Creemos que el riesgo está presente, pero dependerá de que tan efectivas e innovadoras sean las medidas que vayan tomando a favor de una industria energética más limpia.

Conclusiones

La empresa en general muestra una situación financiera sana, además ha mostrado pertenecer a una industria con ingresos bastante inelásticos, que le da una visión de empresa segura en situaciones de crisis, también la empresa enfrenta el desafío de mejorar en el ámbito medioambiental, aunque ya ha tomado pasos concretos en esa línea. Por último, vemos que la compañía tiene un futuro bastante tranquilo, debido a que el rubro es de altas barreras de entradas y bastante regulado, por lo que, en términos de participación de mercado, no debería cambiar exageradamente su futuro comparado a su situación actual.