Esquema Ponzi

Te explicamos que es el esquema ponzi, uno de los métodos más usados en las estafas ligadas a las inversiones.

El esquema Ponzi es un tipo de estructura de estafa realizada por una persona natural o jurídica, quienes ofrecen grandes rentabilidades con tal de recibir fondos de inversión. Su nombre tiene su origen en Carlo Ponzi, un famoso estafador italiano, que logro hacer caer a una gran cantidad de personas en su modelo de inversión fraudulento. En la actualidad su nombre fue adoptado para describir un sistema con fin ilícito, en el que los dineros de los nuevos inversionistas se usan para ir pagando a los más antiguos.

Caracteristicas

Los esquemas Ponzi tienen como características el ofrecer grandes retornos sobre el capital invertido, esto es posible solo si entran más personas a “invertir” a este esquema, y con una velocidad suficiente, como para que el mismo dinero de los últimos aportantes, se use para hacer los primeros pagos de retornos ofrecidos.

Supongamos que una empresa ofrece un 50% de retorno sobre el capital cada 1 mes, supongamos cada persona invertirá $100, para mayor simplicidad. Para partir, entrarán 2 personas con un capital de $100 cada uno, luego de 1 mes la empresa entregará $50 a cada uno de su propio capital, totalizando $100 pagados como retornos de inversión, pero quedando $100 más en la empresa. En el fin de este primer mes entran 6 personas más atraídas por los altos rendimientos, lo que totaliza 8 inversionistas, con un total de $100 invertidos cada uno.

Al final del segundo mes la empresa mantiene $700 de capital (los 100 que sobraron de los 2 inversionistas iniciales más los $600 de los nuevos), los pagos que compromete la empresa son 50 a cada uno, por lo que pagará $400 en total, quedando con $300 de capital en la empresa. Ahora supongamos que solo entra una persona a invertir al final del segundo mes, por lo que el nuevo capital total de la empresa es $400.

Al final del tercer mes la empresa deberá pagar $450 (9 inversionistas * $50), si nos damos cuenta el capital de la empresa es menor a los $450 de pagos prometidos, por lo que la empresa solo podrá pagar a 8 de los 9 de forma completa o equivalentemente entregará solo 44 pesos a cada uno.

Generalmente cuando no entran los suficientes nuevos inversionistas, el estafador huye con el dinero sin dejar rastro, ya que un mes antes el sabrá si podrá o no pagar a sus “inversionistas”. En nuestro ejemplo sabe que tendrá que pagar $450, pero también sabe con anterioridad que tiene un capital de $400, por lo que es el momento de huir para el estafador con todo el dinero que logro captar hasta el momento.

La capacidad de duración del sistema dependerá principalmente de 2 cosas:

Retornos ofrecidos sobre el capital: Mientras mayor sea el retorno ofrecido, el sistema será más propenso a caer, ya que si menos personas entran no se podrá pagar con el dinero recaudado, pero debe encontrar un equilibrio tal, que atraiga a nuevos inversionistas.

Numero de nuevos entrantes: Los sistemas dependen totalmente de la cantidad de personas nuevas que van a invertir. Mientras más personas logren entras más podrá durar la estafa, pero generalmente la necesidad de nuevos inversionistas se comporta de forma exponencial, ya que los nuevos tienen que financiar a todos los inversionistas antiguos. Por lo tanto, este tipo de estafas no logran durar un largo tiempo (varios años).

Flechas, iconos e información: Factor Finanzas. - Diseño: © Copyright Showeet.com
Flechas, iconos e información: Factor Finanzas. - Diseño: © Copyright Showeet.com

Consejos para no caer en este tipo de estafas.

 

Evitar retornos anormales

La primera forma es evitar invertir cuando se ofrezcan rentabilidades muy altas, que son fuera de lo común en los mercados, además, este tipo de estafadores generalmente mencionan que hay poco o nulo riesgo en la inversión. Básicamente si se ve muy bueno para ser verdad, evítelo o pida asesoramiento no vinculado al proyecto en cuestión. Como punto de referencia, el índice bursátil más importante de Estados Unidos ha rentado desde inicio del año 2000 hasta fin del 2020 un 9,28% promedio anual, mientras que muchas de las empresas estafadoras prometen esas mismas cifras, pero de forma mensual, lo cual no hace ningún sentido bajo una intuición financiera al momento de evaluar riesgo y retorno.

Empresas reguladas

En la gran mayoría de países, las empresas o personas que ofrecen instrumentos de inversión deben estar obligatoriamente reguladas por una institución pública, que autoriza su funcionamiento para los fines de inversiones, además siempre revise que la empresa en la que se pretende invertir esté fiscalizada y no otra empresa filial u externa, ya que algunas de las instituciones estafadoras plantean estar autorizadas bajo otros nombres, pero en realidad, ellas como tal no lo están.