Mutuo Hipotecario

El mutuo hipotecario es un tipo de crédito en el que el inmueble en cuestión es una garantía para la entidad que presta el dinero.

La semana pasada vimos que era la tasa de interés y concluimos que reflejaba el precio por el cual uno debe obtener ganancias para llevar dinero al futuro (invertir), o el costo para usar dinero ahora que uno no tiene y poder pagar este en el futuro. Ese ultimo caso lo analizaremos hoy, con un tipo de instrumento que permite pedir dinero y devolverlo con el paso del tiempo, pagando la tasa de interés.

Hoy hablaremos del Mutuo Hipotecario.

¿Qué es un Mutuo Hipotecario?

Es un préstamo hipotecario que se otorga cuando una persona quiere adquirir, ampliar, reparar o construir una vivienda; compra un sitio, oficina o local comercial; también se puede utilizar para refinanciar otros mutuos hipotecarios u otros préstamos. [1]

Este tipo de préstamo se otorga generalmente en una unidad ajustada por inflación, pero también puede ser con un cobro fijo, el cuál se establece mediante un contrato con escritura pública y cláusula a la orden, esto último permite que éste préstamo sea endosable, o sea que se puede transferir por parte del acreedor (emisor del contrato), por ejemplo, un banco hace un contrato de mutuo hipotecario con una persona, el acreedor (banco) puede vender este mutuo a otra entidad bancaria o institución autorizada para tener este tipo de contratos, y el nuevo dueño será el que recibirá los pagos mensuales de la persona.

El contrato también está asegurado con la hipoteca, o sea que se da como garantía el inmueble en cuestión (casa, terreno, etc…), que en caso de que el deudor no pague, el acreedor puede tomar posesión de este inmueble para hacer pago de lo adeudado por la persona.

La propiedad dada en garantía debe contar con seguro de incendio. Cuando el deudor es persona natural, debe mantener un seguro de desgravamen por el saldo que todavía no ha sido pagado de la deuda.

¿Quién puede usar este tipo de instrumento?

Cualquier persona puede hacer uso de este tipo de contrato, personas naturales (seres humanos) o personas jurídicas (entes ficticios como empresas u otros)

¿Con quién puedo hacer un mutuo hipotecario?

En el caso de Chile, se llaman Oficialmente Agentes Administradores de Mutuos Hipotecarios Endosables (AAMHE), en general estos pueden ser cajas de compensación de asignación familiar e instituciones financieras inscritas en la comisión para el mercado financiero (CMF).

¿En qué me debo fijar para tomar un Mutuo Hipotecario?

Hay varias cosas que son importantes de ver para asegurar que sea conveniente frente a otras alternativas.

En primer lugar, los gastos iniciales de los mutuos hipotecarios son más altos que otros tipos de contratos parecidos, ya que tiene gastos notariales, impuestos de timbre y estampillas, entre otros, por esto, es necesario comparar cuál será el costo total del contrato, tanto en el capital prestado, intereses y gastos iniciales. En el caso de Chile, esto se puede ver simplemente en la CAE (carga anual equivalente), que logra comparar el costo anual de un préstamo considerando todos los costos asociados al préstamo.

Generalmente su costo estará fuertemente relacionado con la tasa de interés del mercado, por ejemplo, si la tasa de interés está muy alta, el costo del crédito tenderá a ser más alto pero cuando las tasas están bajas, como en la actualidad, el costo del crédito debería tender a ser más bajo.

También algunos contratos incluyen seguros extras que no son estrictamente necesarios y que si no se ajustan a tus necesidades puedes eliminar.

Para asegurarse de que no se está contratando nada fuera de lo acordado, debes leer y comprender el contrato a firmar, ya que, ese es tu apoyo legal. Debes revisar sobre todo la tabla de desarrollo del mutuo hipotecario, ya que esta contiene en detalle el monto del dividendo a pagar mensualmente.

Por último, cotiza y compara las distintas tasas de interés que ofrecen las diversas instituciones que proveen de este tipo de crédito, además, asegúrate de que podrás pagar los montos acordados, ya que las consecuencias de atrasarse puede ser la pérdida del hogar sobre la que se hizo el contrato.

[1] CMF , https://www.cmfeduca.cl/educa/600/w3-propertyvalue-1418.html